Óscar Esquivias: «Desde niño me gustaba mucho leer, dibujar y pasear, tres aficiones que alimentaban mi imaginación»

Por: Daniel González

Óscar Esquivias (Burgos, 1972) es escritor. Ha publicado varias novelas y libros de relatos, entre los que podemos destacar la trilogía compuesta por «Inquietud en el paraíso», «La ciudad del Gran Rey» y «Viene la noche», y que el autor define como un homenaje a la Divina Comedia. Ha ganado varios premios (el más reciente. el Premio Castilla y León de las Letras 2016). Su libro «Jerjes conquista el mar» ha sido adaptado a Lectura Fácil. 

¿Qué te hizo decidirte a ser escritor? 

En mi caso (y supongo que es lo común entre los artistas), no fue tanto una decisión como una vocación. Desde niño me gustaba mucho leer, dibujar y pasear, tres aficiones que alimentaban mi imaginación y me hacían muy feliz. Si uno lee y es fantasioso, ya está en la antesala de la escritura. Con ella he conseguido ganarme la vida, pero sigo siendo tan lector como paseante (y muchas cosas más, claro). 

¿Quién te apoyó para ser escritor? 

De niño, a mis profesores les hacía mucha gracia que escribiera obritas de teatro (porque empecé de dramaturgo) y alentaron esta afición. Mis padres, por su parte, me compraban tebeos y me sacaron el carné de la biblioteca pública de Gamonal, lo que fue como darme la contraseña de la cueva de Alí Babá, con todos sus tesoros al alcance de mi mano. Era una biblioteca muy modesta, pero allí estaban Astérix y Tintín, las novelas infantiles de Carmen Kurtz, las de aventuras de Julio Verne, El libro de la selva... Después, de universitario, colaboré con revistas literarias burgalesas y tuve muchas amistades con escritores jóvenes que, como yo, intentaban publicar sus cuentos o poemas, y creo que esto me ayudó a afianzar mi vocación. Conseguí publicar mi primera novela porque ganó un concurso literario y ya, a partir de ahí, todo empezó a rodar. No debo olvidarme de la escritora Care Santos, que siempre ha sido muy generosa conmigo y me ha apoyado muchísimo. 

¿Te hubiera gustado seguir otra carrera? 

La verdad es que tengo la suerte de dedicarme a aquello para lo que creo que estoy más dotado. Seguramente podría haber sido un buen dibujante o, puestos ya a fabular, arquitecto, pero no lamento haber seguido el camino de las letras (bueno, a veces tengo tentaciones de recuperar el dibujo, pero creo que la oportunidad de edificar catedrales y rascacielos ya la he perdido). 

Cuéntanos como es tu proceso de escribir una novela. 

Es una pregunta difícil de contestar. Cualquier obra literaria (incluyo los poemas, los cuentos y hasta los microrrelatos) es, a menudo, un misterio que se va desvelando con la propia escritura. En mi caso, hay novelas que las he comenzado por el final (esto es, sabiendo cuál era el punto donde debería terminar la historia e imaginando qué tenía que pasar para que fuera posible), mientras que en otras sucedía lo contrario: tenía una escena inicial potente, pero no sabía exactamente qué iba a pasar después y a dónde me iban a llevar los personajes. Aparte, es muy diferente escribir una novela ambientada en el pasado, para la que se necesita un trabajo previo de documentación, que, si sucede en el presente, en un ambiente que conozca bien y que domine sin necesidad de consultar ningún libro, viajar a ningún sitio ni preguntar a nadie. 

Por lo demás, el proceso de escritura podría resumirse en estas acciones: sentarme, encender el ordenador, teclear, imprimir, corregir a mano, pasar los cambios, imprimir, corregir y así ad infinitum. 

¿Qué es lo más difícil de escribir una novela? 

Encontrar la voz narradora. Si uno la tiene y acierta, todo fluye. 

Para conocerte un poco más, vamos a hacerte preguntas express: 

¿A qué sitios te gustaría viajar? 

Pues a todas partes, pero siento mucho amor por el paisaje, el arte, los pueblos y ciudades de Castilla y de Italia. 

¿Cuál es tu película favorita? 

Seguramente, Ser o no ser de Ernst Lubitsch, pero en FilmAffinity tengo una lista de películas favoritas con 64 títulos y cada una de ellas me entusiasma. 

¿Qué libro te marcó más? 

Recuerdo la intensidad, emoción y hasta perturbación con la que leí, muy jovencito, Crimen y castigo de Dostoyevski. 

Además de la literatura ¿Qué otras ramas del arte te gustan? 

Me gustan mucho las artes plásticas, la arquitectura, el teatro, el cine y la música. Y los tebeos, claro. 

¿Tienes algún proyecto en mente para el futuro? 

Terminar la escritura de una novela. Llevo tantos años intentándolo que la gente ya me pregunta por ella como si fuera una enfermedad crónica. 

Redactor Junior

close