Judith dela Poza, campeona de España en 2010
Judith dela Poza, campeona de España en 2010

Judith de la Poza: » La rítmica para mí es la chispa que me hace sentir viva»

/
59 visitas

Judith de la Poza es una gimnasta que con tan solo 17 años ha sido  clasificada entre las 50 mejores gimnastas de España. Por suerte tenemos el placer de contar con ella en nuestro instituto. 

  • ¿En qué año ganaste el campeonato de España?

Fue en conjunto en 2010, yo tenía 10 años y quedamos terceras de España.

  • ¿Has participado en otros campeonatos?

Sí, he participado en 6 campeonatos de España de gimnasia rítmica, a parte de todos los provinciales, autonómicos y trofeos amistosos, uno de ellos un trofeo internacional que es de los que más repercusión tiene actualmente porque suele traer a las mejores gimnastas internacionales del momento, en el que he participado 3 veces como gimnasta. Además, en la modalidad de gimnasia estética, fui a dos campeonatos de España más y a un mundial.

  • ¿Has viajado para asistir a algún campeonato?

Sí, he viajado muchísimo. Para la mayoría de mis campeonatos he tenido que desplazarme y normalmente cuanto más importantes eran más lejos tenía que irme. Además a mi me encantaba y me encanta ir a apoyar a mis compañeras y gimnastas y, aunque no compitiera yo, también he viajado a dónde hiciera falta para estar con ellas. He estado en Valladolid, Zaragoza, Huesca, Bilbao, Vitoria, Guadalajara, Castellón, Alicante y Barcelona.

  • ¿Has hecho algún campeonato durante la pandemia de covid-19?

Yo no, pero mis gimnastas sí. Es muy difícil competir sin el calor de tus seres queridos en las gradas, pero al final hay que pensar que es como un entrenamiento más y que detrás de las pantallas ellos están ahí apoyándote en todo momento. Es lo que más nos gusta hacer y muchas veces lo que nos da energía para seguir mejorando día a día, así que no podemos desaprovechar las oportunidades de salir al tapiz a disfrutar y a demostrar que a pesar de todo estamos trabajando con más ganas que nunca.

Al principio tampoco podíamos usar los aparatos de gimnasia ni hacer conjunto. Con la mejora de la covid-19 seguimos teniendo restricciones y medidas de prevención para protegernos a todos, pero las competiciones han vuelto y los conjuntos y el trabajo con el aparato también. Todos los días tomamos la temperatura y ponemos gel a cada persona que entra en el entrenamiento. Además lo realizamos todo con la mascarilla puesta, tenga la edad que tenga cada persona y guardamos la distancia de seguridad entre todas y entre las gimnastas que no son de un mismo conjunto.

  • ¿Cómo compaginas los estudios con la gimnasia rítmica? 

Lo primero que me viene a la mente con esta pregunta es: organización, responsabilidad, disciplina, paciencia y esfuerzo. La rítmica para mí es la chispa que me hace sentir viva y si quiero continuar en ese mundo tengo que tener los estudios al día para poder llevarlo todo de la mejor forma posible. Si yo dejara de cumplir con mis responsabilidades en los estudios tendría que dejar de hacer lo que más me gusta porque significaría que no puedo llevarlo todo a la vez, y eso me perjudicaría moralmente porque no sería feliz. 

Así que la clave está en saber organizarse lo mejor posible y saber reaccionar a los posibles imprevistos que puedan haber. Primero empezamos por intentar realizar las tareas que nos manden en clase, en vez de distraernos o ponernos a hablar, si acabamos esas tareas en clase no tendremos que hacerlas luego en casa. A veces no las acabamos porque son muchas o porque necesitamos algo de casa, entonces buscamos un hueco antes de entrenar, en el coche de camino al entrenamiento o al volver a casa entre la cena e irnos a dormir para acabar de terminarlas. Siempre he aprovechado cada minuto de mi tiempo para hacer algo productivo porque perder ese tiempo implica perder tiempo de hacer lo que más me gusta, no mejorar todo lo que podría y/o no conseguir los objetivos que me he marcado o me han marcado. Lo que no debemos olvidar es que con una buena organización y compromiso hay tiempo para todo, para el descanso mental y físico también, que aunque no lo parezca es una parte muy importante para poder seguir día a día a tope.

  • ¿Qué se siente al haber llegado tan lejos con tu edad?

Pues la verdad es que muchas veces no soy consciente de todo lo que he conseguido y lo que he crecido como persona y como gimnasta. Muchas veces tengo que mirar las medallas y acreditaciones que tengo colgadas en la pared para recordarme que no todo está en los momentos de frustración, caídas, errores…

Esos objetos materiales me recuerdan que realmente aprendí muchas cosas muy rápido, que he conocido personas increíbles con las que sé que podré contar toda mi vida, que he disfrutado de momento inolvidables y únicos que solo yo y la gente que ha estado a mi lado saben el gran valor que tienen.

Siempre he sido muy exigente conmigo misma y creo que bastante humilde, pero mirándolo desde otro punto de vista, mirándome desde aquí y ahora siendo mayor y viendo a la “pequeña gimnasta” realmente siento mucho orgullo y admiración por la fuerza mental que he tenido desde pequeña para superar adversidades, por la capacidad de resistencia para seguir tantos años disfrutando de lo que me gusta e intentando mejorar día a día, por la responsabilidad, constancia y compromiso que he tenido siempre, admiro que de pequeña siempre intentara hacer lo que hacían las mayores porque aprendía muy rápido y siempre quería algo más difícil. Admiro a la gimnasta en la que me convertí a nivel personal y deportivo gracias a todas las personas que aportaron su granito de arena durante mi camino para llegar a ese resultado final.

Y sobre todo estoy muy muy feliz y agradecida por todo lo bueno que me ha dejado este deporte y mi carrera en él, ya no por los éxitos materiales conseguidos, que a simple vista pueden ser pequeños logros pero para mí son muy grandes, si no por los valores y aprendizajes que ahora en mi día a día y nuevos proyectos pongo en práctica continuamente y me ayudan a resolver cualquier situación de la mejor forma posible, de forma natural y sin tanto esfuerzo.

  • ¿En qué club haces gimnasia rítmica?

En el club gimnasia rítmica Atlético Valencia.

¿Te gustaría ser entrenadora de gimnasia rítmica?

No sé, desde que tengo 13 años o incluso antes que tenía muy claro que en cuanto pudiera me iba a sacar los cursos de entrenadora porque quería ser una muy buena y gran entrenadora. Y así fue, al acabar 4º de la ESO hice mi primer curso, son tres y los hice los tres seguidos, uno cada año. Hoy en día trabajo de entrenadora en mi club, el nombrado anteriormente, y continuamente intento aprender de mis gimnastas y de todos los sitios y momentos que puedo para seguir mejorando por mí y por mis gimnastas y para mí y mis gimnastas; porque mi objetivo sigue siendo el mismo que cuando empecé, ser una muy buena y gran entrenadora.

  • ¿Qué sentimientos te aporta la gimnasia rítmica?

Se puede resumir en que me da vida. Me llena de energía, ilusión, felicidad, esperanza, fuerza, todos los sentimientos buenos que te hacen sentir vivo y disfrutar de cada momento.

  • ¿Cuánto tiempo llevas haciendo gimnasia rítmica?

Empecé con 4 años a nivel iniciación, con 6 empecé a competir y con 19 hice mi última competición. Actualmente estoy retirada pero soy entrenadora.

Redactor Junior

close

El más reciente